Justo antes de pulir así lucen las alianzas.

La pulidora, un motor de 1 HP tiene un cepillo de tela que gira a 3000 RPM. La fricción contra este cepillo hacer que los metales brillen.

Esa misma fricción hace que las piezas se calienten y mucha veces sufrimos quemaduras. Pero el resultado final, vale la pena.