Metales

El oro es un metal noble de color amarillo que nos brinda la naturaleza. El ser humano a lo largo de la historia y su desarrollo, encontró para este metal muchos usos, algunos de ellos son la joyería, cosmetología, circuitos y microchips, hasta comestible.

A pesar de todos los usos que hoy en día se le da al oro (símbolo químico AU, del latín aurum, ‘brillante amanecer’) se conoce que su primer uso fue en la joyería. Ya en los años 4000 a.C. los antiguos egipcios, usaban el oro para decorar sus cuerpos y para la creación de símbolos religiosos que servían de protección. Los antiguos egipcios, así como los Mayas y Aztecas, fueron los primeros en descubrir sus propiedades más famosas, la maleabilidad y ductilidad para así transformarlo en su metal favorito para crear sus artesanías.

Hoy en dia los joyeros modernos, siguen eligiendo el oro para realizar sus piezas por las mismas razones: la maleabilidad y ductilidad. Otra de las propiedades importantes que posee este metal es que no se oxida, manteniendo así su brillo y color eternamente, reconociéndose éste como un “metal noble”.

El oro en su estado puro proveniente de la naturaleza posee un título de 24 kilates, éste es muy blando para crear joyas, por dicho motivo se le mezcla en exactas proporciones  plata (Ag) y  cobre (Cu), logrando así la dureza óptima para su empleo, manteniendo todas sus propiedades inalteradas y obteniendo un título de 18k.
El oro 24k permite ser refundido y reutilizado infinitas veces sin alterar su título, no así el oro 18k que debido a la evaporación de la plata y el cobre por su menor temperatura de ebullición pasan al estado gaseoso alterando así sus propiedades, por dicho motivo en Haikmaro no refundimos ni reutilizamos oro 18k, sino que partimos de oro 24k para la realización de todas nuestras piezas, asegurando así su título de 18k de excelentísima calidad. Esta misma práctica se aplica en nuestros talleres para las piezas realizadas en plata 950k partiendo siempre de granalla (plata pura de 999k) y no del refundido del metal.

Gemas

Las gemas, como los metales, provienen de la naturaleza. Se forman a lo largo de miles de años,  en el manto de la tierra bajo altísimas temperaturas y presión. El ser humano, con la incorporación de herramientas de corte y desgaste, logró darles facetas, resaltando los colores y el brillo de las mismas. El valor de una gema depende de varios factores:  su escasez en la naturaleza, la dificultad para su obtención, su pureza, tamaño y su talla.

También existe la creación de gemas de forma artificial, utilizando hornos que alcanzan altas temperaturas, tratando de imitar las condiciones naturales, creando gemas sintéticas con colores y propiedades muy similares a las gemas naturales.

Por una cuestión de costos, los clientes pueden elegir entre una gema natural y una gema sintetica creada por el hombre, para la creación de sus joyas. Sea cual sea la elección del cliente, en Haikmaro nos aseguramos de elegir y seleccionar las gemas más perfectas, teniendo en cuenta su brillo, pureza y dureza.

© Copyright - Haikmaro - By Valor Digital